Inicio

Biomas Terrestres: El Desierto

Los desiertos se extienden en nuestro planeta a lo largo de dos franjas paralelas al ecuador, entre los 25º y los 35º de latitud, tanto en el hemisferio norte como en el hemisferio sur.

Generalmente se asocia al desierto como un lugar no apto para la vida, sin embargo este no solo está cubierto por arena. En algunos desiertos, como por ejemplo el de Sonora, solo un 2% de su superficie está cubierta por dunas.

El desierto es un tipo de bioma terrestre que se caracteriza por la poca cantidad de agua que recibe (regiones con menos de 200 mm de lluvia anual).
Gran parte de los desiertos del mundo se encuentran en zonas caracterizadas por las altas presiones, condición que no favorece a la lluvia. Entre los desiertos de estas zonas están: el Sáhara y el de Kalahari, en África y los desiertos de Australia.
Algunos desiertos son cálidos, como el del Sahara, mientras que otros son fríos como el de Gobi. En algunos la lluvia es prácticamente inexistente, como en el de Atacama, en la cordillera de los Andes.
Los desiertos cubren, aproximadamente, una quinta parte de las tierras del mundo. Hay desiertos en África, en Asia, en Australia y en América del norte y del sur.

Los desiertos más grandes del mundo son los siguientes:

Nombre     Extensión km² Pais o region
Sahara     9,065,000 Norte de Africa
Australiano     2,330,000 Australia
Líbico     1,680,000 Libia
Arabigo     1,300,000     Peninsula Arábiga
Gobi     1,040,000 China y Mongolia
Rub al Kali 647,500     Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Oman, Yemen
Gran Desierto Arenoso 420,000     Australia
Victoria     325,000     Australia
Sirio     324,000     norte de Arabia, Irak, Siria, Jordania
Taklamakán     323,737     China
Sonora     310,800     noroeste de Mexico y suroeste de Estados Unidos
Kara-Kum 300,000     Turkmenistán
Nubia     260,000     Sudan
Thar     260,000     India y Pakistan


Vegetación

Los vegetales son de tipo xerófito, presentan transformaciones en la raíz, los tallos están repletos de agua, las hojas en gorma de espinas y las flores muy vistosas. Las más comunes son: el cactus, maguey, los órganos, zacatones, palmeras, datilero y diente de león.
La planta más famosa del desierto es el cactus. Este puede almacenar grandes cantidades de agua y poseen mecanismos repelentes para asegurar que en su cercanía no se sitúen otros ejemplares.

Hay cuatro formas principales de vida vegetal adaptadas al desierto:

  • Plantas que sincronizan sus ciclos de vida con los periodos de lluvia y crecen sólo cuando hay humedad.
  • Matorrales de largas raíces que penetran en el suelo hasta llegar a la humedad. Se desarrollan especialmente en desiertos fríos.
  • Plantas que acumulan agua en sus tejidos. Son de formas suculentas, como los cactus o las euforbias
  • Microflora, como algas, musgos y líquenes, que permanecen latentes hasta que se producen buenas condiciones para su desarrollo.

Vida animal y humana

Los animales están distribuidos según la hora del día, los principales son: búhos, conejos, dromedarios, ratas, canguro, coyotes, víboras, arañas, aves de rapiña, escorpiones, gato montes, tejon, correcaminos y pájaros carpinteros.

La vida animal también ha desarrollado adaptaciones muy específicas para sobrevivir en un medio tan seco. Las excreciones de los animales que viven en el desierto contienen muy poca agua y muchos son capaces de obtener agua de los alimentos. Son de hábitos de vida nocturnos y durante el día permanecen en cuevas y madrigueras bajo tierra.

El hombre ha desarrollado culturas que, con mucho ingenio, le han permitido vivir en los límites de los desiertos o en las mismas zonas desérticas.

Cuando el terreno desértico se riega, en los lugares en los que los suelos son adecuados, puede convertirse en uno de los sistemas agrícolas más productivos. Pero la puesta en cultivo de los terrenos áridos suele traer problemas de agotamiento de las fuentes de agua y salinización, como sucedió en las antiguas culturas mesopotámicas, si no se aplican sistemas para evitar esta dificultad. Para su explotación hay que conocer bien como funciona el ecosistema y actuar en consecuencia.

 

Trackback URL:

http://www.lareserva.com/home/trackback/216

Quienes Somos - Contacto - Política de Privacidad © Todos los Derechos Reservados 2000-2013 - LaReserva.com